Foto: El Correo.

Escena y antagonista distinto, pero mismo resultado. El Deportivo Alavés seguirá una jornada más con el casillero a cero tras caer derrotado frente al Celta por 1-0 en Balaídos. A pesar de tener una semana extra de preparación, los albiazules volvieron a pagar las carencias mostradas en las jornadas previas y no fueron capaces de poner en apuros al conjunto celeste, que con un tanto de Maxi Gómez vio como los tres puntos se quedaban en tierras gallegas.

La rotación de fichas es algo habitual, entendible y necesario al principio de cada temporada. Todo entrenador, y más si acaba de llegar al banquillo, busca qué jugador puede rendir mejor aquí o allá, a quién tiene que darle su confianza o quién merece un toque de atención, sin embargo, para que esto funcione, se necesita que todas estas “fichas” se muevan bajo unas directrices o ideas de juego, algo que, a día de hoy, no está claro en el Deportivo Alavés.

El partido comenzó con dominio del Celta y poco impedimento del Glorioso, que encerrado en su campo esperó algún error para crear peligro. Tras varios acercamientos celestes, el Alavés tuvo dos ocasiones claras para adelantarse en el marcador y ambas tuvieron como protagonista a Bojan, que no aprovechó las asistencias de Pina —la más clara— y de Pedraza, para anotar el 0-1. Pasada la media hora de juego, los locales respondieron y, al contrario que el Glorioso, ellos sí acertaron. Sisto castigó la blanda presión sobre él y colgó un centro al área donde —ante la pasividad de Alexis y el despiste de Pedraza— Maxi Gómez marcó a placer el primer tanto del encuentro. El Alavés cayó fulminado y el Celta siguió creando ocasiones, aunque, por fortuna, éstas no pasaron del simple “Huy”.

Tras el paso por los vestuarios, los de Luis Zubeldía salieron con más mordiente, aunque no duró demasiado. El Celta supo contemporizar el partido y provocó que el Glorioso no tuviera ninguna ocasión para empatar el marcador. Los cambios llegaron, tal vez algo tarde, pero tampoco sirvieron para dar un vuelco al dominio local. El ritmo bajó mucho en la segunda mitad y lo más reseñable fueron los debut de Emre Mor y Munir, dos de las incorporaciones más mediáticas —dentro de lo que son Celta y Alavés— de la última semana de mercado de fichajes.

FICHA TÉCNICA:

Celta de Vigo: Sergio Álvarez; Hugo Mallo, Cabral, Fontás (Sergi Gómez, m. 73), Jonny; Lobotka, Wass, Jozabed (Tucu Hernández, m. 80); Pione Sisto (Emre Mor, m. 87), Maxi Gómez y Aspas.

Deportivo Alavés: Pacheco; Vigaray, Alexis, Ely, Pedraza; Daniel Torres, Pina; Romero, Enzo (Munir, m. 58), Burgui (Ibai, m. 71); y Bojan (Sobrino, m. 78).

Goles: Maxi Gómez anotó el único gol del partido a los 33 minutos.

Amonestaciones: Melero López amonestó a Jonny, Aspas, Jozabed y Maxi por el Celta y a Vigaray, Torres, Alexis e Ibai por el Alavés.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here